Sonaron las trompetas en el cielo 

Dos con cinco de la "A" de amor y "M" de magnifico

Mi amada con el vientre contraído 

Tratando de descifrar el dolor de lo más especifico

Me puse a contar, se hizo normal 

De cada diez minutos, después de cada cinco 

Cada tres minutos contracciones y el Mesías dio el brinco

Limpio mi hijo, abrió los ojos y se echo a llorar


De mis brazos al pecho de mamá

Guerrera que estuvo en batalla 17 horas y media

Después de 41 semanas terminó la espera

Todo acuerdo al plan, parto en agua, en casa y familia


Totalmente natural, sin epidural, más que la gravedad

Me dolió verla sufrir

Tanto por tanto tiempo en verdad

Pero todo se nos olvidó cuando al bebé se le hincharon para salir 


Yeah, yeah, yeah

Suelten la pirotecnia 

Auh, auh

Que el Mesías ya está aquí 

Yeah, suelten la pirotecnia 

Bien, que, que el Mesías ya está aquí 


Hijo mío, bienvenidos sean todos los ángeles que vienen contigo

Ahora serás mi jefe

Estás a cargo del 90% de todo lo que hago y todo lo que digo 

Aquí no entran enemigos, estás en una fortaleza que ni la NASA

Aquí no llegan ni recibos ni amenazas

Pura parsa, armonía y confianza, pura raza, ¡arriba el Día de la Raza!

Hoy en día no me siento tan valiente al volante

Ni pa' agarrarme a ch*ngazos con quién sea y donde ande

Le saco la vuelta al fuego, a las alturas

Soy lo que de niño decía que quería ser de grande 


Pero por el otro lado de la moneda

Me siento más peligroso que cualquiera

Capaz de matar hasta en la hora del té

Y de que me atiendan primero en cualquier hospital de la tierra


Ey, ey, ey

Suelten la pirotecnia (suéltala, suéltala, suéltala)

Yah, que el Mesías ya está aquí

Ey, ey, ey, ey (yaoh, yaoh, vámonos) 

Suelten la pirotecnia

Yah, yah, checa, wey, que el Mesías ya está aquí 


Me pregunté mil veces "¿para qué mi*rda nací?"

¿Para pelear MMA, rapear, escirbir otra cosa o producir?

En todo lo que he hecho inconscientemente te incluí

Ni muerto ni en el penal porque tenía que tenerte a ti 


Aunque he tenido una vida que no he sabido dirigir 

Todos los caminos me llevaron hasta a ti 

A dar todo por el todo, a no volver a dormir

Comer frío por cuidarte, guiarte hasta darte un beso y verte partir


Eres mi sangre, viejo

Te amo tanto que ni en tu imaginación llegarías tan lejos 

Llegas a un mundo de picudos como cuchillos viejos 

Donde demostraré como ser tornado, limpia de p*ndejos


Encontré mi misión, ¿cuál será la tuya?

Si tengo que ponerme tu tubo y contigo al malete

Lo que sea, pero es mejor lo que el corazón intuya 

Si la c*gas te la ca*amos, una pizza y reset 


Luis Santino Sánchez García 

12 de octubre 2020

3.900, 51 centímetros 

El bebello, el campeón del mundo 

El domador de ovnis, el Mesías

El Mesias

Un ch*ngo de gracias 

Chi*ngo de gracias