Señores, me les presento 

Yo soy Ismael Sambada

Hombre de mucho respeto 

También de firme palabra

Aquí tienen un amigo 

Y no crean que son habladas

En Culiacán me la paso 

Y también de rancho en rancho 

Como el venado presiento 

Si el peligro anda rondando 

Cuando sube la marea

Ahí brincan mis muchachos


Soy capitán de este barco 

Y me falta recorrido 

Agradezco de antemano 

Los que han estado conmigo 

El sombrero está bien puesto 

Porque Dios lo ha protegido 

El león es rey de la selva

Y don Mayo en Culiacán 

Sigue sentado en la silla 

Y nadie lo va a quitar

Aquellos que han intentado

Ya no están para contar


Cuando al señor se le antoja

La música siempre toca

Al lomo de su caballo 

Su terreno siempre trota

Y su fiel súper del 11

En la cintura no estorba


Con un cortito en la mano 

El señor ya se despide

Tiene los años encima

Pero de eso no se fíen 

Más sabe el diablo por viejo 

Que nunca se les olvide