LETRA - Demoniaco - Lirika Inverza - Granuja

Ah, yah

Ah

Eyaoh, oh

Ah (El Producto de Trafikante)


Soy lo que tus padres no querían que escucharas

La jeringa en el brazo y la heroína en la cuchara

Están tirando el agua sucia pa' que me manchara y me marchara

Y los errores no salieron ni aunque los tachara

¿Cuántos años fueron? Ya ni sé cuántos eneros

Por dentro los demonios y parece estar sereno 

Ese gran castillo acabará siendo arenero 

El capitán del barco siempre dependió del marinero 


En el mierdero todo es tan minúsculo 

Acabaremos sin pelaje y sin músculos 

Si te queda alguna duda, entonces búscalo 

Celebraremos con bareto en el crepúsculo 

Ah, donde estoy más nadie cabe, ni siquiera intente

Porque hace mucho tiempo nos quitaron lo decente

Todo esto que hablo son recuerdos, vivo en el presente

Lejos de la gente, siempre me largué por la tangente


País paradisiaco 

La sangre y el billete funcionan de afrodisíaco

Nunca habrá respeto por el hombre policíaco

No creo en el diablo, pero el ser humano sí que es demoníaco  


Apenas fue consciente el simio le crecieron cuernos

Y ensució este plante con fronteras y gobiernos

El infierno es aquí, yo sé que puedes verlo  

Disfruta del castigo, es nuestro 


Supe qué es una nariz rota antes de leer mi primer libro

Represento una generación que se crio entre el peligro 

Entre inconciencia y pisto, drogas, armas e instinto  

Ni el fauno de Guillermo saldría de este laberinto 


Nací en la tierra del maíz y de la corrupción 

De obreros nobles y políticos sin corazón 

Aquí el culpable brinda mientras sonríe en su mansión

Y el inocente llora injustamente en la prisión 


¿De qué sirve tener razón si no tienes poder?

Solo esta especia mata a otra por puro placer

¿De qué me sirve tanto amor en un mundo tan cruel

Si lo doy todo y a cambio solo recibo hiel?


Aún así no pienso ceder, creo que el cambio es posible 

Mientras hayan artistas que hagan que las almas vibren 

Esos demonios en la calle parecen terribles 

Pero son solo víctimas de un sistema insensible


Nací en la tierra del maíz y de la corrupción 

Comentarios